9 hábitos para un pelo fuerte

Hoy en nuestro post diario de belleza te vamos a dar unos trucos y hábitos para tener un pelo fuerte y sano sin necesidad de utilizar demasiados productos sino simplemente con algunos pasos a incorporar en tu rutina de belleza diaria

Fundas de seda
Aunque parezca un detalle sin importancia las fundas de las almohadas con las que duermes pueden afectar a tu pelo. Lo ideal es utilizar fundas de satén o de seda por las noches ya que evitan el frizz, la fricción y el consiguiente encrespamiento del pelo. Las fundas de algodón son en parte responsables de este frizz.

Utilizar un filtro en el agua
El agua corriente de nuestras casas depende mucho de la ciudad en la que estés ubicada. Cada vez que te lavas el pelo el agua deposita minerales, cobre y otras sustancias que van dejándolo opaco, por ello lo ideal es utilizar un filtro para el agua al menos en la ducha.

Envuelve tu pelo para dormir
Para mantener la forma de tu pelo, evitar que se ensucie, el frizz o simplemente prolongar la suavidad que dejan ciertos productos en tu cabello envuélvelo antes de irte a dormir. Puedes utilizar un cepillo para ir peinando los mechones y guardarlos de forma circular

Jamás dormir con el pelo mojado
Esta es una de las peores prácticas para tu cabello, irte a la cama con el pelo mojado o incluso húmedo. Cuando tu pelo está mojado es más proclive a que se rompa por ello no es aconsejable irse a la cama con el pelo muy húmedo.

Sécatelo con una camiseta de algodón
Si eres de las que tienes un pelo liso y quebradizo esta práctica puede ayudarte a que se rompa menos. Mejor secar el pelo con una camiseta de algodón que con una toalla ya que las camisetas son menos abrasivas que las toallas.

Usa las cantidades necesarias
Cuando utilizas el champú, no abuses de él sin necesidad, el champú no es para las puntas del pelo sino para las raíces que es donde se acumula la grasa. Mientras que el acondicionador jamás se tiene que aplicar a las raíces sino que se aplica desde mitad hasta las puntas, incidiendo en ellas que son las que se resecan.

Lávate el pelo con agua templada
El agua muy caliente le quita volumen al pelo. Mejor lavarte el pelo con agua tibia y con el acondicionador mejor si está fría.

Cepillado con serum
Antes de dormir prueba a cepillarte el pelo con un cepillo de cerdas naturales, lo puedes hacer aplicando un poco de serum y repartiéndolo de medias a puntas, cepillando de arriba a abajo

Hidratación
Al igual que tu piel, el cabello también necesita hidratación para verlo fuerte y sano. Lo ideal es dormir en una estancia húmeda o al menos colocar un humidificador en la habitación para añadirle humedad al aire. Un pelo bien hidratado se encrespa mucho menos, se rompe con menos facilidad y está más brillante.

primark-cat-verano-(14)

H

Post a new comment