Acusan a Isabel Marant de plagio

A veces ocurren ciertas paradojas en el mundo de la moda que dan que pensar, sobre todo en el tema del plagio y de la creatividad en la moda. Esta vez le ha tocado el turno a Isabel Marant, conocida por sus denuncias y plagios de sus prendas, esta vez ha sido ella la denunciada por la  comunidad indígena Mixe de Santa María Tlahuitoltepec, Oaxaca (México) que la han acusado de copiar tal cual su vestimenta tradicional, especialmente en la blusa Tlahuitoltepec que forma parte de la colección primavera-verano 2015 de su segunda línea, Etoile Isabel Marant.

Curiosamente Marant denunció a la marca de moda francesa Antik Batik por la utilización de uno de estos polémicos bordados indígenas, sigue en pleno proceso. Desde la firma insisten en que nunca aseguraron que fuera una creación original.

Según un comunicado de la maison “Ante el tribunal de distrito de París que lleva el caso, Isabel Marant quiere dejar las cosas claras: ha presentado alegaciones que señalan expresamente que estos diseños proceden del pueblo de Santa María Tlahuitoltepec, en la provincia de Oaxaca, en México”.

Esta no es la primera acusación que recibe Marant de plagio sino que a principios de año fue acusada por la propia Adidas por plagiar sus clásicas zapatillas en blanco Stan Smith y siguen en los tribunales.

Este tipo de denuncias reavivan el debate sobre la falta de creatividad en ciertas marcas de moda que se venden como exclusivas con diseños originales y únicos, quizá habría que hacer un poco más de crítica interna y apostar por nuevas creaciones en lugar de fusilar o repetir de modelos de temporadas pasadas.

 

A