Cómo evitar las varices: trucos y consejos

De cara al verano no sé si te pasa a ti pero nosotras es cuando nos acordamos de las varices y de lo fastidiosas que resultan especialmente si te gusta llevar shorts y faldas cortas. Hoy te vamos a dar una serie de consejos, trucos e ideas para que puedas disimular las varices o incluso hacerlas desaparecer en casa.

Las varices son esas pqeuñas venas inflamadas tanto azuladas como rojizas que aparecen en las piernas y que no podemos dejar de mirar. En invierno no las notas porque entre los pantalones largos y las medias son fáciles de esconder pero cuando comienza el calor es cuando comienzan a molestarnos.

Por desgracia esta es una de las grandes “ventajas” de ser mujer, que las varices son debidas en parte por cambios hormonales y afectan mucho más a las mujeres que a los hombres.

Pero como todo no hay que obsesionarse, ya que en un 50% de los casos las varices son de origen genético, debido a la edad, al embarazo, a un problema de sobrepeso o a la falta de movimiento. Así que si estás en alguno de esos supuestos ya sabes cómo puedes evitarlas: perdiendo peso si tu problema es de sobrepeso o haciendo ejercicio para mantener la circulación sanguínea.

En el caso del embarazo estate tranquila porque suelen mejorar entre los tres y los 12 meses después del parto

Aquí os vamos a dar consejos y trucos para combatir y evitar las varices:

Ejercicio: Esto es básico si quieres disimularlas de cara el verano. Si por motivo de trabajo permaneces sentada o de pie durante mucho tiempo, tus probabilidades de varices se incrementan proporcionalmente. Para evitarlas lo ideal es hacer ejercicio y deporte que active tus piernas como ir en bicicleta, correr o andar, entre otras. Además te ayudará a mantenerte en forma.

Agua fría: el agua fría es ideal para contraer las venas. Cuando las notes muy inflamadas mete tus piernas en agua muy fría que no helada y mantenlas allí durante al menos 30 segundos. También puedes probar a aplicar bolsas de hielo y agua directamente sobre ellas.

Piernas en alto: elevar las piernas cuando estás sentada o especialmente en el sofá ayuda a la circulación sanguínea y evitará la aparición de futuras varices. asegúrate que tus piernas están elevadas por arriba de la altura del pecho cuando estás acostada, para ello puedes utilizar un cojín.

Evita la ropa muy ajustada: las medias o los jeans excesivamente ajustados, es decir esos que al quitártelos te dejan todas las marcas de las costuras, hay que evitarlos por la salud de tus piernas. Cuando elijas unos jeans elásticos busca tejidos muy elásticos de acabados soft y con los que te sientas cómoda o en el futuro tus piernas se resentirán.

Los tacones: los zapatos de tacón excesivamente altos y sin plataforma pueden provocar la aparición de varices. Lo ideal es utilizar tacones medios o al menos zapatos con plataformas porque pueden ayudar a fortalecer los muslos de la pantorrilla.

Auto-bronceadores: ideales para disimular las varices is sabes utilizarlos con cabeza y adecuadamente. Busca uno que no deje manchas o que cada vez que te laves no parezcas una jirafa. En un próximo artículo os hablaremos de ellos.

El cepillado en seco: esta técnica puede ser muy beneficiosa para disimular tus varices. Consiste en utilizar un cepillo de púas naturales y muy suaves especial para el cuerpo y cepillar las piernas desde los pies hasta la cintura en movimientos circulares. Al final lo que estás haciendo es dar un masaje a tus piernas para activar la circulación sanguínea.

Existen otras opciones de tipo médico a través de inyecciones y láser o luz pulsada, pero esto es algo que no podemos hacer nosotras en casa y por lo que habrá que consultar a un especialista.

cepillo-piernas
varices1

varices2

D

Post a new comment