Hábitos y consejos para ser feliz

Que van a funcionar

No existe ninguna fórmula mágica de la felicidad e incluso este concepto depende mucho de la persona y de sus circunstancias personales. Pero lo que sí sabemos es que hay ciertas prácticas y hábitos recomendados que ayudan a ser feliz y a una buena salud mental. Cuando estés triste o deprimida procura seguir estos consejos que te damos para conseguir se un poco feliz.

Ejercicio

Esto es algo básico y fundamental que por desgracia mucha gente olvida. Cuando hablamos del ejercicio no lo decimos por una cuestión física sino mental. Resérvate una hora al día de ejercicio o al menos 30 minutos. Sal a correr al parque, ve en bicicleta, haz ejercicios, estiramientos mejor si es en un entorno abierto, al aire libre y establece una rutina semanal.

El ejercicio es ideal para combatir el estrés y para tu salud mental ya que durante el ejercicio, se liberan endorfinas que producen sensación de euforia y un estado general de bienestar. Además de los resultados físicos, verte mejor físicamente también ayuda a ser más feliz.

Alimentación

La alimentación es otro de los aspectos fundamentales que nos puede ayudar a ser feliz. Si ves que comer mucho y tener sensación de hinchazón te molesta, reduce las cantidades y céntrate en alimentos más ligeros. No renuncies a lo que más te gusta pero controla las cantidades y las tomas.

Céntrate en una alimentación sana, en aquellos alimentos que te hacen sentir bien y sientan bien a tu organismo.

Excitantes

Controla el consumo de sustancias excitantes como el café, la cafeína en general, las bebidas energéticas, el té, el tabaco o similares. Estas sustancias al final lo que te generan en exceso es un estado de ansiedad constante y tu estado de ánimo escapa de tu control absoluto. Además cuando las tomas es porque te sientes cansada pues que sepas que no mejoran tu rendimiento, más bien al contrario, así que cuidado.

Intenta tomar café sólo por la mañana, evítalo por las tardes y la noche y también los fines de semana. Si abusas de él no conseguirás un sueño relajante.

Dormir bien

No nos cansamos de decirlo, la calidad y las horas de sueño influyen y mucho en nuestro estado de felicidad, las personas que tienen un sueño profundo y reparador se levantan con más energía y son más felices al día siguiente. Aquí te damos algunas pautas de cómo conseguir ese sueño reparador y levantarte pletórica la día siguiente.

Relajación

Busca actividades que te relajen y te conecten con tu cuerpo y tu mente como el yoga, la meditación y el pilates. O cualquier otra que sepas te va a funcionar

La meditación es una excelente aliada cuando se trata de reducir la depresión o la ansiedad. Incluso, la ciencia ha demostrado que puede modificar las estructuras de nuestro cerebro de forma que nos podamos sentir más cómodas con nuestro cuerpo.

Afronta las situaciones y céntrate en lo que te gusta

Una manera de ser feliz o al menos estas cerca de la felicidad es desprenderse de los problemas. Sabemos que la situación no problemas en casi imposible pero al menos deberíamos afrontarlos en lugar de ignorarlos para una buena higiene mental.

Aprende a tomarte las cosas con calma, relativiza las situaciones, si te comparas con otra gente seguro que tu situación no es tan mala, busca perspectivas más globales.

Haz una lista de las cosas que te gusta hacer, que te hacen feliz desde jugar con tu mascota, hacer manualidades, decorar la casa hasta dormir con sábanas limpias, cualquier cosa que se te ocurra y procura que no dejar de hacer estas cosas en mucho tiempo.

 

 

N

Post a new comment