La joyería clave en el desfile de Valentino

Si anteriormente fueron diosas grecoromanas ahora son diosas griegas con una clara influencia oriental, y es que países como la India y China han inspirado y mucho la nueva colección de Alta Costura de Valentino que presentó en París para la temporada Primavera-Verano 2016.

Los detalles de la colección en oro nos llamaron mucho la atención desde las serpientes doradas que lucían en la cabeza de las modelos hasta los detalles en los pies y cadenas en los escotes.

Sin duda alguna que la prenda estrella de la colección fue el vestido largo, vaporoso y con mucho vuelo elaborado con distintos materiales como el terciopelo, el tul, la gasa y la seda, entre otros.

El rojo característico de Valentino no faltó en alguna de sus propuestas aunque la paleta de colores de la colección giraba mayoritariamente entorno al nude, los colores muy claros, el marfil, el blanco y los dorados muy suaves.

La influencia asiática quedó muy patente en los estampados de grandes dragones chinos dorados en vestidos y en las prendas kimono. La India se vio sobre todo en los abalorios, accesorios y en los detalles dorados y bordados de algunas prendas.

Para la Primavera 2016 Valentino apuesta por el patchwork de estilo oriental en largos vestidos que arrastran y por los brocados dorados y de color con un punto rococó.

La nueva colección de Alta Costura Primavera-Verano 2016 del diseñador italiano cuenta una historia donde la mujer es la protagonista de la narración, una mujer libre en sus gestos y en sus pensamientos, descalza para sentir el contacto con la tierra. Los principales colores de la colección buscaban un equilibrio entre el verde, el rojo y todo el camino que sigue hasta llegar al negro.

Las piezas de joyería corrieron a cargo de Alessandro Gaggio y Harumi Klossowski.

Puedes ver más desfiles en nuestra sección PASARELAS.

S

Post a new comment