Las adicciones de Moschino en Milán

Y una vez mas la nueva colección de Moschino bajo la dirección creativa de  Jeremy Scott volvió a sorprender y a ofrecer un gran show en la Fashion Week de Milán.

El último desfile del segundo día de pasarela en Milán fue el de Moschino que presentó una colección entorno a los cigarrillos, vestidos que parecían quemados, una mujer con un vestido candelabro y osos de peluche estampados en sudaderas.

Si alguna vez se te ha quemado una prenda y has pensado en tirarla no lo hagas que para el próximo Otoño 2016 la firma de moda italiana las pone de tendencia de moda, en su colección aparecieron vestidos con puntas que parecían estar quemadas tanto por el interior como por el exterior.

Y es que la nueva colección de Moschino era toda una oda a los cigarrillos y a la femme fatale donde las modelos lucían prendas con mensajes como “Warning: quitting fashion now greatly reduces serious risks to your health” (Aviso: Dejar la moda ahora reduce de gran manera los riesgos graves para su salud).

Y es que para Jeremy Scott la moda resulta tan adictiva como el tabaco o al menos eso nos ha quedado claro en su nueva colección de moda para mujer de Moschino para la temporada Otoño-Invierno 2016/17.

Aparte de los numerosos cigarrillos que colgaban de las prendas, a modo de pendientes, los looks de las modelos parecían sacados de una película de los años 90 de femme fatale con gorras de cuero, mini faldas de cuero negro, cadenas, numerosos accesorios dark mezclados con prendas de satén con mucho color y brillo.

Esta vez no hemos visto ni a Mario Bross ni a las Super Nenas, en su lugar nos hemos encontrado con un osito de peluche vestido con un atuendo muy rock, con gorra y chaleco de cuero.

Aquí os dejamos con los nuevos looks que Moschino presentó en el desfile en la fashion week de Milán temporada Otoño-Invierno 2016/17 con prendas quemadas y otras de cuero, para ampliar una imagen sólo tienes que hacer click sobre ella.

Y

Post a new comment