Lo que jamás debes hacer con tu piel

En ocasiones no nos damos cuenta pero tenemos hábitos adquiridos de años que lo único que consiguen es estropear la piel y que cada día se vea mucho peor. La contaminación, el estrés y otros factores afectan negativamente a la piel de nuestro rostro así que mejor evitar prácticas extra que lo único que hacen es destrozarla.

Cosas que jamás debes hacer a tu piel

1. La protección solar

Exponer tu piel al sol sin protección es malo pero quemarte es todavía peor y la única manera de evitarlo es protegiendo tu piel con crema solar y mejor si utilizas un sombrero. La piel no sólo se quema cuando la ves roja y arde sino que todos los días se puede ir quemando un poco si no utilizas protección solar, incluso los días nublados necesitan de protección ya los que los rayos ultravioleta siguen penetrando en nuestro rostro.

2. Apretar lo que no te gusta

Apretar, explotar granitos o pequeñas bolsas de grasa que se forman es totalmente contraproducente ya que lo único que vas a conseguir es dejarte unas horribles marcas en la cara y puedes provocar una infección. Lo ideal es utilizar algo que los deseque ya sea una crema desecante especial o aplica un poco de alcohol que también sirve para secar. Si la zona está inflamada lo ideal es que apliques una bolsa con hielo.

3. Cuidado con los tratamientos para el acné

Ojo con los tratamientos para el acné y auto prescribirse uno porque los hay que son muy agresivos y pueden dejar marcas de por vida. Lo ideal es que consultes con un especialista y que te recete lo mejor para tu tipo de piel.

4. No abuses de las cremas

Hay que cuidarse todos los días la piel pero no abuses demasiado de los productos químicos. Prueba de vez en cuando aplicarte un tratamiento natural para la piel, por ejemplo hidratarla con aceite de oliva o aplicar una mascarilla de aguacate.

5. Cambia de marca de vez en cuando

No utilices siempre la misma marca de crema para la cara por muy bien que te vaya. La piel tiende a acostumbrarse a la crema y al cabo de un tiempo te darás cuenta de que no te hace el mismo efecto que antes. Lo ideal es al menos jugar entre dos marcas de cremas e ir alternándolas.

6. Evita tocarte la cara

A veces no podemos evitar tocarnos la cara constantemente y esto es verdaderamente contraproducente. Durante el día tocamos numerosas cosas con las manos como cuando entramos en el metro, si después te tocas la cara toda la suciedad pasa a ella aumentando el riesgo de poros negros, infecciones y suciedad. Antes de tocarte la cara lávate las manos o al menos utiliza un gel anti bacterias.

habitos-cara

 

 

E

Post a new comment