Hoy nos hemos levantado con la noticia de que la tienda de moda española Blanco ha cerrado temporalmente su venta online, algo que no nos sorprende sabiendo las dificultades económicas por las que atraviesa la empresa desde que fue adquirida por un grupo saudí.

Esta decisión ha sido tomada después de un nuevo concurso de acreedores ya que los propietarios actuales  AC Modus han sido incapaces de encontrar un inversor para salvar a la firma de moda de la desaparición absoluta. Parece ser que la firma sufre una falta de suministros de mercancías desde el verano.

En la web de la marca Blanco informan de este cierre temporal de la firma y da un aviso para aquellas personas que realizaron sus compras a partir del 29 de noviembre.

La crisis que viene sufriendo la firma se ha materializado en el cierre masivo de tiendas físicas, en el último mes han cerrado 24 tiendas, el 21% de total y sobre otros locales comerciales hay órdenes de deshaucio por impago de alquiler, una situación verdaderamente catastrófica que augura la desaparición definitiva de la firma Blanco a no ser que aparezca un inversor en los próximos meses.

Pérdidas

El sector textil se ha vuelto un sector muy competitivo que se mueve a la velocidad de la luz y donde no paran de caer firmas emblemáticas y surgir otras nuevas. La firma de moda Blanco constató una pérdida de 21,75 millones de euros en el año 2015, una cifra tres veces mayor que las pérdidas registradas en el año 2014, la progresión de las pérdidas resulta nefasta.

Cabe recordar que la firma fue adquirida hace unos años por el grupo saudí  Alkohai con el que jamás llegó a casar, durante la época saudí hubieron enfrentamientos con los trabajadores tras un ERE ilegal y los números no llegaron a remontar del todo. El pasado mes de noviembre el fondo dubaití AC Modus adquirió la firma por unos 83 millones de euros y la llevó a un concurso de acreedores explicando que tras revisar a fondo la empresa la divisiones que debían generar beneficios tanto en España como en Portugal no lo hacía.

Pues bien, guarda bien tu ropa de Blanco porque quizá ya no vuelvas a ver la firma nunca más y se convertirán en el recuerdo de toda una época.