El último escándalo de MANGO según el NY Times

Desde MODA EN CALLE solemos informar de las colecciones de moda, tendencias y de la industria textil a nivel internacional pero en ocasiones recibimos noticias que nos muestran los errores o la poca humanidad a nivel de moda, en este caso le toca el turno a MANGO con su negativa a contribuir al fondo de ayuda recaudado por diferentes marcas textiles tras el derrumbe del taller en Bangladesh

 

NY Times 31 de diciembre 2013
NY Times 31 de diciembre 2013

Recapitulemos, el pasado 24 de abril de 2013 se derrumbó un edificio que albergaba varias fábricas textiles en Bangladesh, el país con los costes de producción textil más baratos del mundo. Las cifras que se barajaron hablaban de 1.100 muertos, una vez más se ponía de manifiesto las pésimas condiciones laborales y la explotación humana de las grandes firmas del textil en este país ya sea mediante contratación directa o subcontratación a terceros, entre ellas la conocida firma de Barcelona MANGO.

Esta vez la noticia saltó a la palestra informativa gracias a un artículo publicado en la portada del New York Times bajo el titulo “Spanish firm won’t join Bangladesh relief fund” que consiguió dejar la reputación de la firma española por lo suelos.

En el artículo del New York Times se cita “bajo una fuerte presión internacional cuatro marcas acordaron la semana pasada financiar un fondo de 40 millones de dólares para las víctimas (…) Pero muchas otras marcas, incluida Mango, se negaron a contribuir. Mango argumentando que no es responsable porque no había formalizado su relación comercial con Phantom Tac” (la empresa subcontratada)

Pero tal y como afirma el rotativo americano “varias entrevistas realizadas a empleados y supervisores de la fábrica durante meses aseguraron estar trabajando en muestras de prendas para MANGO cuando ocurrió el derrumbe. Se había comenzado a fabricar y cortar y algunos trabajadores dijeron que ya estaban confeccionadas las muestras para las camisas”.

Un error fatal de MANGO que seguramente le reportará una pérdida de ventas debido a la mala imagen que esta negativa proyecta, especialmente a nivel online ya que pocos han sido los medios tradicionales de comunicación que se han hecho eco de la noticia.

Esperamos que MANGO recapacite y rectifique su decisión para evitar la deshumanización de la marca y el daño que esto provoca en el sector textil español.

Tags from the story

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.