La gran estafa de la sostenibilidad de H&M

Una vez más el gigante del textil sueco H&M se encuentra en el ojo del huracán ya que ha sido acusado ante los medios de comunicación de quemar 12 toneladas de prendas de la firma no vendidas por un exceso de sobre producción. Se estima que el grupo destruye y quema alrededor de  60 toneladas de ropa nueva y utilizable desde el 2013, ¿Que pasa con los valores de sostenibilidad que la firma tanto defiende? ¿Qué es lo que verdaderamente hacen con la ropa donada a las tiendas por los clientes?

Lo bien cierto es que H&M jamás ha desvelado su proceso de reciclaje de la ropa donada para elaborar su colección “sostenible” a base de prendas recicladas. Todo un duro golpe para la empresa que no hace mucho fue acusada de explotar mano de obra infantil y no infantil en el tercer mundo, donde los empleados trabajaban en condiciones de semi esclavitud.

Esta no es la primera vez que H&M está acusado de destruir ropa utilizable. A principios del año 2010, H&M fue acusado de cortar y tirar prendas no deseadas en una tienda en la calle 35 de Nueva York, en una investigación realizada por el New York Times. En el momento en que H&M prometió que se aseguraría de que estas prácticas nunca volverían a suceder.

La noticia se ha expandido como la pólvora entre los medios digitales independientes y las redes sociales. Esta acusación es fruto de una investigación del programa de televisión danés Operation X de TV2. H&M niega firmemente estas afirmaciones. Hemos encontrado la noticia a ambos lados del charco en Euronews, The Fashion Law y en SJ.

El programa de televisión danés comenzó a investigar lo que hace H&M con las prendas nuevas que no consiguió vender durante el pasado mes de junio de 2017, siguiendo los pasos de la empresa llegaron hasta la empresa de eliminación de residuos Kara/Noveren en Dinamarca. Los periodistas vieron con sus ojos como las prendas de H&M totalmente nuevas y con etiquetas eran entregadas a la empresa antes de ser destruidas.

Según afirmas los periodistas daneses la empresá entregó unos 30.000 pantalones vaqueros para niños y pantalones de color azul oscuro con las etiquetas de precio intactas, un total de 1.580 kilos de ropa que se desvaneción en muy poco tiempo. Otras investigaciones descubrieron que la empresa de eliminación de residuos había incinerado 60 toneladas de vestimenta nueva de H&M en 2013.

Else Skjold, profesor de diseño sostenible en la Escuela de Diseño Kolding en Dinamarca, declaró que H&M está destruyendo la ropa como resultado de la sobreproducción..

Por supuesto que H&M lo ha negado con rotundidad, aunque cuesta de creer “Esto por supuesto no es cierto”, dijo un portavoz de H&M a FashionUnited.

H&M ha incorporado la sostenibilidad en sus campañas como un valor importante para la firma, invirtiendo en iniciativas de reciclaje y lanzar colecciones supuestamente hechas con tejidos reciclados, The Conscious Collection. H&M también ha aumentado el porcentaje de algodón orgánico y materiales sostenibles utilizados en sus colecciones y tiene como objetivo utilizar únicamente el algodón sostenible en todas sus colecciones para el año 2020. Todo esto resulta un tanto paradójico después de ver el programa.

“La circularidad es el núcleo de nuestra estrategia de sostenibilidad y trabajamos arduamente para garantizar que maximicemos el uso y el valor de nuestros productos de acuerdo con los principios de la economía circular y la jerarquía de residuos”, agregó el portavoz. “La incineración es, por lo tanto, la última opción que solo permitimos en circunstancias muy especiales cuando la reutilización o el reciclaje no son una opción, como cuando nuestros productos están contaminados por moho o no cumplen con nuestras estrictas restricciones químicas”. Pero la empresa H&M sigue sin desvelar que es lo que hace con el exceso de producción.

Sin embargo, los periodistas del programa de televisión Operación X han conseguido desmentir las afirmaciones de H&M respecto de que sólo se incineran las prendas que resultan nocivas para la salud. Para probar que esto es falso analizaron dos pantalones enviados a la empresa Kara/Noveren para ser incinerados, las pruebas se realizaron en un laboratorio independiente para garantizar que cumplían con los requisitos de salud, es decir que no contuvieran sustancias químicas nocivas o bacterias peligrosas como el Ecoli. Compararon estos resultados con dos pantalones adquiridos en una de las tiendas H&M y sorpresa, las pruebas dieron los mismos resultados en ambos casos, por lo que se pudo probar que los pantalones que H&M está incinerando no suponen ningún peligro para la salud humana.

Por supuesto que H&M niega todo esto pero sin aportar ningún tipo de prueba concluyente, según su portavoz, los pantalones vaqueros enviados para incineración contenían un “alto de nivel de plomo” en algunos de sus detalles metálicos y que los pantalones azules oscuros de las mujeres eran sospechosos de moho. Operación X afirma que ninguno de los pantalones probados tenía trazas de moho y que el nivel de plomo que se encuentra en los pantalones vaqueros era solo una décima parte del valor límite permitido, incluso menos que el valor de plomo en los pantalones comprados en la tienda. Sin embargo, H&M enfatiza que las pruebas realizadas por la Operación X difieren de las suyas y está siguiendo las normas de seguridad.

H&M: “Estamos desconcertados de que algunos medios sugieren que destruiríamos productos sin ser necesario. No hay ninguna razón para que hagamos tal cosa “. Sí que hay una razón : El exceso de producción ya que jamás hemos visto ninguna outlet de la firma que se dedique a vender las prendas resultado de la sobreproducción que les ocurre cada temporada, quizá en lugar de vender tanto la falsa sostenibilidad deberían apostar por estrategias más respetuosas con la sociedad y el medio ambiente para deshacerse de los excesos de producción.