Las técnicas “ilegales” de la industria de la moda

El post de hoy es algo diferente a lo que normalmente suelo escribir. Tras leer este extenso artículo del portal Fashion United tenía que escribir este post que ya llevaba tiempo rondando en mi mente.

Hoy voy a hablar de la industria de la moda en general, especialmente de aquellas marcas de moda para mujer de bajos precios y las técnicas “ilegales” que utilizan para producir, al igual que las consecuencias que ello tiene en la economía y en la sociedad.

Técnicas “ilegales”

Cuando hablo de estas técnicas me refiero a los procesos de producción y manufacturación de la ropa en el tercer mundo y sobre todo a la explotación y esclavitud de la mano infantil a través de subcontratas.

Haz un prueba, vete de compras y cuando llegues a casa o en la misma tienda mira donde han sido producidas las prendas y verás como abunda el Made in China, Vietnam, Camboya, India o Bagladesh. Todos estos países explotan en condiciones casi de esclavitud a mujeres y niños para producir estas prendas, como son subcontratas de la firma, es decir, las firmas de moda no contratan directamente a estas personas, no son empleados de la firma, pues no responden por ello, ni tampoco aplican los derechos humanos.

Cuando digo “ilegales” es porque creo que estas firmas no respetan al mercado ni las normas en el sentido de que tienen convenios labrarles que aplican a sus empleando pero no a sus sub-empleados en el tercer mundo, por lo que no juegan limpio.

Sus motivos para explotar esta mano de obra son los precios pero lo cierto es que podrían sacar exactamente los mismos precios si produjeran en Europa o los EEUU, sólo que deberían renunciar a parte de los beneficios, beneficios que se repartirían de forma más equitativa en las economías de los países desarrollados.

Consecuencias económicas

Las consecuencias económicas de estas prácticas “ilegales” en la industria de la moda son muy evidentes: empobrecimiento de la población y desvalorización del trabajo. Al no contratar empleados para fabricar sus prendas en países desarrollados, dejan a gran parte de la población en el paro, desempleados sin oportunidades de vida ni medios de trabajo. También se quedan sin trabajo las empresas de textil que podían ser receptoras de estas subcontratas ya que no pueden competir con los bajísimos salarios de los Países del tercer mundo que no valoran la vida humana.

El resultado son miles de familias desempleadas, más pobreza, más precariedad laboral y el aumento de las desigualdades en los países desarrollados como está ocurriendo en España donde hay una clase muy pequeña cada vez más millonaria como es el caso del fundador de Inditex cuya marca emblema es Zara, Amancio Ortega, que en breve será oficialmente el hombre más millonario del planeta, mientras que en España el salario medio sigue muy por debajo de la media europea.

Consecuencias sociales

Desvalorización absoluta del trabajo, ya que como bien apunta el artículo mencionado el valor artístico de la moda casi ni existe ya que los diseñadores son simples mecenas que se dedican a copiar y fusilar lo que sacan otras marcas. En ocasiones llegan a copiar lo anteriormente copiado, en fin, el trabajo del diseñador queda en segundo plano, es mas, la mayoría de ellos trabajan freelance o de autónomos por una auténtica miseria o en el caso de estar empleados para una empresa realizan muchas más funciones que la de diseñar ya que se ha perdido el respeto por la profesión.

Solución: no compres prendas de marcas que practican estas técnicas “ilegales” por que a corto plazo tú misma te vas a ver afectada por las consecuencias que supone no producir en un país desarrollado donde los beneficios fluyen en la población. Si compras estás aumentando el paro en tu país, empobreces a muchas familias y no ayudas en nada a tu economía.

Nike, la marca más valiosa en el mercado

Tags from the story
,