Se acabó el imperio del bikini brasileño con braguitas muy pequeñas, ahora a la playa hay que ir como antaño: bien tapada.

Una de las últimas tendencias para ir a la playa son las braquitas de tiro alto, de cintura alta y anchas por la parte trasera y las partes de arriba del bikini se vuelven corsés para definir el busto.

El bañador de corte clásico con espalda muy abierta es de lo más it, el bañador de una pieza cobra protagonismo sobretodo en estampados florales, prints tropicales, animales…

 

 

Los cropped tops son la pieza ideal para tu look de playa, ideal si son semitransparentes y de colores vivos.